Phi Phi Island: el paraíso robado

long tail boat in koh phi phi

Las famosas Phi Phi Island son en realidad un archipiélago, formado por cuatro diminutas islas en pleno mar de Andamán, al sur de Tailandia: Koh Phi Phi Don, la más grande y la única habitada, Koh Phi Phi Leh, Koh Pai (Bamboo Island) y Koh Yung (Mosquito Island). Y son famosas, entre otras cosas, porque sus formaciones rocosas tan características albergan algunos de los paisajes más bellos del planeta.

Impresionantes acantilados de roca caliza dan paso a aguas turquesas y transparente. Escenarios de ensueño y playas vírgenes en una parte del mundo en la que siempre es verano.

koh phi phi don

Con estos antecedentes, todo parece indicar que pasarás unas idílicas vacaciones en el paraíso, pero la realidad es bien distinta. Aunque sus paisajes siguen teniendo la capacidad de dejarte sin habla, no encontré un solo lugar virgen en este archipiélago que lleva la contaminación y la masificación turística por bandera. Lo que sí presencié en Phi Phi fue la cruda e incansable lucha de la naturaleza por sobrevivir a esos bárbaros que somos, a veces, la especie humana. Pero no quiero aguarte la fiesta tan rápido. Iremos por partes.

Ton Sai, koh phi phi don

Koh Phi Phi Don

Como ya sabes, esta es la única isla habitada del archipiélago, así que es donde podrás alojarte si planeas viajar a las Phi Phi Island. La principal forma de llegar es en ferry desde Kabi o Phuket, se tarda aproximadamente dos horas y es también la forma más fácil y barata (unos 200 THB). El ferry te dejará en el puerto de Phi Phi Don, donde podrás encontrar alojamiento fácilmente, la oferta es múltiple y muy variada e incluso te llevarán las maletas hasta el hotel. Por 700 – 800 THB podrás alojarte en un bungalow de bambú. Ve bien cargado de repelente anti mosquitos.

koh phi phi don vista

En Phi Phi Don la realidad supera la ficción. El pueblo de Ton Sai, que hace 30 años no era más que un pequeño refugio para pescadores nativos, ha sido usurpado por manadas de turistas occidentales que lo han acabado convirtiendo en su circo particular. Una maraña de calles iguales entremezclan hostales y bungalows con las chabolas de los locales, puestos de todo tipo de souvenirs (los precios son más elevados aquí que en el resto del país, así que mejor deja la compra de regalos para otra lugar más adecuado, como Bangkok), locales de tatuajes (hay muchísimos, hacen tatuajes de bambú con los que puedes bañarte y tomar el sol al día siguiente; son uno de los principales reclamos de la isla), puestos de fruta, restaurantes, bares, música en cada esquina…

La principal playa, conocida como Long Beach, es el escenario de una docena de discotecas que escupen música electrónica a unos decibelios cuestionables, todas las noches del año. En un par de ellas podrás presenciar espectáculos con fuego de acróbatas profesionales, de menores obligados y de turistas borrachos que se divierten bailando al limbo de fuego o saltando por un aro de fuego. No podrás escapar del jaleo ni refugiado en tu habitación: tiembla hasta el suelo de la isla.

long beach, koh phi phi don

¿Puedes hacerte una idea de los daños que genera la contaminación acústica (a esos niveles) en un entorno como este? O ¿de la basura y los residuos que eso genera? Piensa en el suelo de un garito cuando encienden las luces a las seis de la mañana. Pues así se queda la playa cada noche. Y al día siguiente, cuando llegas con tu toalla y quieres darte un baño en ese aparente mar cristalino, puedes fácilmente cortarte un pie con una botella rota, como nos pasó a nosotras. O tragarte una colilla mientras nadas. Suena apetecible, ¿eh? Las aguas transparentes de esta playa son una arma de doble filo: se ve toda la basura. Que por cierto, en Phi Phi Don, hay de sobra. De hecho, la isla en sí parece un vertedero.

koh phi phi

Por cierto, busca el Banana Bar y tu viaje cambiará. Una maravilla de lugar en el que pasar el tiempo refugiados de la marea turística (todos los días ponen una buena peli a las 19:00h). Y no dejes de subir a la azotea de bambú ni te vayas sin probar su comida mexicana.

  • La única forma que hay de llegar a las demás islas es con excursiones de un día que podrás contratar en Koh Phi Phi Don, e incluso desde Phuket o Krabi. Mi recomendación es que elijas esta opción o que no pases más de un día en la caótica Don, a no ser que planees que tus vacaciones a miles de kilómetros de casa sean entre alcohol y basura.

Koh Phi Phi Leh

Está diminuta isla es, en parte, la culpable de la masificación que sufre todo el archipiélago, desde que Leonardo DiCaprio rodó La Playa (2000) en la preciosa bahía de Maya, o Maya Bay, y enamoró al mundo entero con sus acantilados. Irónicamente, en la película se habla de una playa que ha dejado de ser un secreto… En la actualidad, Maya Bay es visitada por miles de turistas al día, cuenta con un pequeño restaurante y hasta un camping en el que te puedes quedar a dormir si lo contratas en la excursión, supongo que por bastante dinero. Tuve la suerte de visitar Maya Bay en la última ronda del día, cuando la mayoría de barcos turísticos ya daban la vuelta, y desde luego que su belleza es abrumadora. Una pena que eso sea la causa también de su condena.

Maya Bay 2

11088401_10153354138380039_8375917521495789028_n

  • Puedes ver aquí la galería de fotos completa

Blue Lagoon

De nuevo la realidad supera a la ficción… en medio de unos cuantos peñascos que desde fuera parecen una montaña, aparece esta impresionante laguna azul turquesa. Mi parada favorita dentro de Phi Phi Islan. Si tienes suerte, solo encontrarás tres o cuatro barcos más. No hay arena, simplemente una piscina natural en medio de la inmensidad del mar.

blue lagoon, phi phi island

Bamboo Island

Esta pequeña isla sí que parece el paraíso. Aunque el mar necesita también una buena limpieza.

bamboo islando, phi phi island

¿Hay que viajar a Phi Phi Island?

Si. Es una pequeña joya de la naturaleza que hay que ver al menos una vez en a vida. Sobre todo, hay que verla ahora, los pocos años que le quedan. Porque estoy segura de que este pequeño rincón del mundo está al borde de convertirse en un gran desastre ecológico. Lo que no creo que sea necesario es pasar más de un día en Koh Phi Phi Don. De hecho, lo ideal sería hacer una excursión de un día pero sin llegar a alojarte en la isla del caos.

sunset koh phi phi

3 Comment

  1. […] cristalinas y limpias que en nada se parecen al “paradisíaco” y ensuciado mar de Phi Phi. Cala Pilar, cala Escorxada y cala Rafalet son mis […]

  2. […] ¿Sigues bajando hacia el sur en tu viaje a Tailandia? Aquí tienes mi experiencia en Phi Phi Island […]

  3. […] en Tailandia, no te recomendaría ir porque no es especialmente bonito. Pero si en tu viaje hacia las islas del sur pasas cerca, es un buen lugar en el que descansar, pasear por su kilométrica playa, visitar su […]

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>