Oradour sur Glane, un viaje al horror nazi

O-s-G

Imagínate pisar un lugar que pareciera recién devastado por el ejército nazi. Un lugar todavía humeante, caliente. Tan caliente que aún puedes escuchar como resuenan las botas de la Waffen SS, manchadas de sangre, en cada piedra de sus muros. Que puedes escuchar como estallan los disparos a tu espalda, como suena el crepitar de almas incendiadas… Un lugar que está vivo, que late.

Ese lugar es Oradou sur Glane, en el corazón de Francia. Y si, sé que es difícil imaginárselo. Tampoco me imaginaba yo que tanto dolor pudiera contenerse en unas cuantas casas derruidas hasta que mis inquietos pasos me llevaron a la calle principal de esta “Localidad para el Recuerdo”. Un pueblo arrasado por los nazis hace más de 70 años y sin embargo, parece que fue ayer. Todo está intacto.

Oradour sur Glane
La calle princpial recorre desde la entrada del pueblo hasta la iglesia, en la que quemaron a mujeres y niños

Todo se conserva tal y como quedó después del 10 de junio de 1944, cuando 150 soldados de las SS entraron en Oradour sur Glane y asesinaron a 642 personas, dejando atrás un pueblo fantasma que para siempre recordaría al mundo el horror y la barbarie humana que se vivieron en la II Guerra Mundial. Los restos de ese día siguen ahí, intactos, para encogerte el corazón y transportarte a unos años de guerras y miserias que nunca deberíamos olvidar. Bienvenidos a Villa Mártir.

Oradour sur Glane

Oradour sur Glane

Oradour sur Glane

10

Hay varias teorías de por qué los nazis atacaron este pequeño pueblo rural, pero lo que nadie duda es que el 10 de junio de 1944, la segunda división de la Waffen SS perpetró una de las mayores atrocidades de su historia, en un lugar aislado que se había mantenido todos esos años al margen de la guerra.

La teoría oficial es una confusión de nombres. El ejército nazi llegó a Oradour sur Glane queriendo ir a Oradour sur Vayres, a unos 30 kilómetros de allí, donde parece que si escondían a un oficial de las SS secuestrado por la Resistencia Francesa.

Fuera como fuese, cuando los nazis llegaron a Oradour sur Glane y no encontraron lo que buscaban, decidieron asesinar a todo el pueblo como venganza o como delirio, o ambas cosas supongo. Asustados, también, por la derrota inminente que se les venía encima tras el inicio del desembarco de Normandía, cuatro días antes.

Oradour sur Glane
El último suspiro en Oradour sur Glane

Las SS juntaron a todo el pueblo en la plaza y, como era habitual en su funcionamiento, separaron rápidamente a hombres por un lado y mujeres y niños por otro. A los hombres los repartieron por distintos graneros y garajes donde fueron fusilados.

Oradour sur Glane
Unas placas indican las casas en las que fueron fusilados los hombres del pueblo

A las mujeres y a los niños los encerraron en la iglesia y después le prendieron fuego. Pero no solo quemaron la iglesia, incendiaron una a una todas las casas y establecimientos y mataron a tiros a todo aquel que intentó escaparse de las llamas.

Oradour su Glane
El metal y las piedras de los muros fueron los únicos supervivientes de las llamas y hoy podemos observarlo en los esqueletos de coches, bicis y máquinas de coser que se suceden por las casas

Ese día fueron asesinados en Oradour sur Glane 190 hombres, 247 mujeres y 205 niños, entre los que se encontraban 18 republicanos españoles exiliados allí durante el franquismo. Solo 6 personas sobrevivieron. La más conocida es Marguerite Rouffanche, que se escapó por una ventana de la iglesia mientras todas sus vecinas ardían dentro.

Gracias a su testimonio se han podido reconstruir los hechos y arrojar un poco de luz sobre esta historia tan oscura y atroz, una matanza sinrazón que borró del mapa el pequeño pueblo francés de Oradour sur Glane.

Oradour sur Glane
Restos de un garaje arrasado

Cómo visitar Oradour sur Glane

Visitar Oradour sur Glane es gratis y todo el mundo debería hacerlo. Porque no hay nada que emocione más a un viajero que un lugar que está vivo. Un lugar que late y respira, como Oradour sur Glane. Para entrar hay que pasar por el Centro de la Memoria, en el que encontrarás información sobre lo ocurrido, fotografías de antes de la matanza y algunas exposiciones.

Llegar a él no es fácil en trasporte público, por lo que te aconsejo que vayas en coche y lo dejes en el gran parking de la entrada. Tampoco está demasiado cerca de España (ver mapa), así que lo mejor es incluir esta visita en algún viaje que hagas en coche por Francia o hacer una excursión desde Limoges, la ciudad más cercana.

Yo visité Oradour sur Glane como parte de mi ruta en coche por Europa, ya que queda a medio camino entre España y Normandía. Una visita escalofriante que sin duda recomiendo.

En su web oficial podéis consultar los horarios, que cambian dependiendo los meses del año.

Oradour sur Glane

2 Comment

  1. Belén says: Responder

    Qué interesante! Muy bueno :) Noraboa!

    1. M. Ares says: Responder

      Graciñas Belén! :)

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>