“Lendas e naufraxios no cabo do Roncudo”

portada roncudo

Existe un lugar, en el tramo más occidental de Europa, donde las olas rompen tan fuerte que sus habitantes bautizaron el cabo con el nombre de Roncudo, por el run run incesante de la mar. En la pequeña península que forma el pueblo de Corme, el que da paso a este cabo, de qué iban a vivir sus menos de 2.000 habitantes, si mar es todo lo que tienen. Mar al norte y al oeste, la ría de mismo nombre al sur, y al este… ‘¿quén o sabe?’ -te responderían allí- ‘nós só miramos ó mar’.

cruces do roncudo, costa da morte

Las cruces que salpican este tramo de costa, en nombre de los pescadores desaparecidos, son un recuerdo constante de quién manda en el territorio: el océano Atlántico. Tan crudo y salvaje como cuentan las leyendas. Desde que la memoria existe, se ha tragado más de 900 barcos. Pero no siempre fue por méritos propios, las gentes de este lugar han acabado volviéndose tan rudas como la propia mar.

Las leyendas más oscuras, esas que rara vez han atravesado las fronteras de Galicia, cuentan como los aldeanos engañaban con antorchas a los pesqueros extranjeros -ayudándose del oleaje y de la oscuridad de la noche- para atraerlos, y en su desesperación por salvarse, estrellarlos contra la costa. Eran tiempos de saqueos. Esos años en la costa gallega, olvidada por el resto de la península, en que un naufragio era una fiesta. Como en los relatos más épicos de Julio Verne.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Tantos barcos británicos encontraron su cementerio entre estos 100 kilómetros de costa, que fue una escritora inglesa la primera que se refirió a ellos como ‘Coast of Death’, allá por el 1900. Desde entonces y para siempre, el mundo entero conocería esta zona como Costa da la Muerte, o ‘Costa da Morte’. Y ella les respondería, haciendo honor a su nombre: guarda con recelo el mayor cementerio de barcos de toda la península.

cabo Roncudo

El pequeño pueblo de Corme ha sido testigo mudo de tanta muerte a lo largo de los años, que sus habitantes más antiguos todavía pueden escuchar a la Santa Compaña recorriendo las calles cada noche… Y es que si alguien ha sucumbido a las garras del Atlántico, son su propia gente. Por eso, lo único que se ha mantenido constante en la historia del Roncudo, es la lucha cuerpo a cuerpo del ser humano con la mar.

percebeiro percebeiros corme

Condenados a amarla y respetarla para siempre. La mar es su sustento, su alimento, su forma de vida. También su desafío eterno, y su mejor amiga. Un espectáculo sobrenatural que solo entiende aquel que ha visto a los percebeiros del Roncudo dejarse la piel por arrancar hasta el último suspiro, a un océano que no se deja domar. ¿A caso creías que sería fácil robar el mejor percebe del mundo?

  • Todos los meses de julio, en la localidad de Corme se celebra la Fiesta del Percebe, una exaltación de este “oro marino” que ya es mundialmente conocida

percebeiros

He tenido la suerte de pasar mis primeros años de vida en este pueblo percebeiro por excelencia. En vez de la televisión, de pequeña me pasaba las horas mirando por la ventana, anonadada por las violentas olas que salpicaban hasta los cristales de mi salón… Hoy, me siento como esos emigrantes que antaño, miraban Galicia desde el otro lado del mundo, y la distancia, construía un recuerdo idílico en su cabeza.

Tal vez el Roncudo, con su incansable lucha, no sea el lugar más bonito de la tierra, aunque así lo recuerde. Pero si es el más mágico. El más nostálgico. El único.

cruz, costa da morte

¡Bienvenidos a mi lugar favorito del mundo!


 

Faro do Roncudo: cómo llegar 

Desde A Coruña se tarda en llegar a Corme unos 40 – 45 minutos. La mejor forma de ir en coche es siguiendo la A6 dirección Carballo hasta la salida Malpica – Ponteceso. Una vez allí, hay que coger la carretera comarcal hasta Ponteceso y en Ponteceso, tienes que cruzar el puente (justo donde está la que fue la casa de Eduardo Pondal) y coger el desvío hasta Corme durante unos 8 kilómetros. El último tramo no está todo lo bien señalizado que podría estar, pero la amable gente gallega que te encuentres por el camino te ayudará a no perderte. Una vez en Corme, tienes que cruzar el pueblo hasta el puerto (no tiene pérdida) y desde allí continuar por los tres kilómetros de carretera que te llevan hasta el cabo do Roncudo.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>