Islas Cíes, las islas de los dioses

002

Galicia es famosa por su mal tiempo y su gélido océano Atlántico en el que solo se bañan los valientes. Sin embargo, guarda con recelo un pequeño paraíso que no todos conocen todavía: las Islas Cíes, el tesoro más preciado de los gallegos. Un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza y el senderismo que no tienen tiempo para irse muy lejos en sus vacaciones.

ALTO DO PRINCIPE CIES

En plena ría de Vigo, forman parte del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia y el archipiélago está compuesto por tres islas: 

  • la isla de San Martiño (isla sur; a la que solo se puede llegar en embarcaciones privadas)
  • la isla do Faro (es la del medio)
  • la isla de Monteagudo (isla norte)

Las dos últimas están unidas por una kilométrica lengua de arena con una laguna en medio (Laguna dos Nenos); esa lengua de arena en forma de media luna es la playa de Rodas, que fue elegida por The Guardian en su top ten de 2007 como la mejor playa del mundo. Lo que ha hecho que, desgraciadamente, el turismo masivo invada nuestro pequeño paraíso gallego.

PLAYA DE RODAS, CIES
Playa de Rodas vacía

Aún así, la única forma de pasar la noche en la isla es quedándote a dormir en el camping (entre 7 y 10 euros por persona si llevas tu propia tienda), o tener la suerte sobrenatural, como es mi caso, de que un amigo tuyo sea dueño de alguno de los tres restaurantes que hay en la isla y te invite a pasar la noche en alguna de las habitaciones que tienen los empleados (¡Yujuuuuu!). Este fin de semana pude probar la experiencia y fue una delicia pasear por la isla a primera hora de la mañana y a partir de las 19:00 horas, cuando los barcos vacían de gente las playas.

VISTAS PLAYA EDE RODAS
Vistas desde mi ventana en las Islas Cíes al amanecer :-)

Su belleza es descomunal. No sin razón los romanos la bautizaron como “las islas de los dioses”. Y eso ha hecho que la demanda turística llegue a unos niveles tan altos, que han tenido que limitar el número de personas a 2.200 por día. También el camping está limitado a 800 persona y suele estar lleno a partir de junio, por lo que es importante reservar con antelación, tanto el camping como los billetes del barco.


Cómo llegar a las Islas Cíes

La única forma de llegar es en barco. El trayecto dura unos 40 minutos y hay varias empresas distintas que salen desde diferentes puertos cercanos (Vigo, Cangas o Baiona). Mar de Ons y Nabia son las principales navieras y en sus respectivas webs puedes consultar los horarios y precios y comprar los billetes. Se recomienda que compres los billetes online y con al menos una semana de antelación, sobre todo en los meses de verano, porque se agotan muy pronto.

VELERO ISLAS CIES
Llegando a las Cíes en un velero histórico de 1985

Cuándo ir

El acceso a las islas está limitado a los meses de verano (del 1 de junio al 30 de septiembre), Semana Santa, los fines de semana de mayo y algunos días de octubre como el puente del Pilar.


Las mejores playas del mundo

Seré clara: o te quedas a dormir en el camping y te levantas a las 8 de la mañana, o a día de hoy, es imposible que puedas disfrutar de la playa de Rodas, “la mejor del mundo”, porque el número de personas que hay abarrotándola con sombrillas y sillas de playa desde primera hora de la mañana es, simplemente, insoportable. Aún así existen en la isla 9 playas como alternativa, algunas mucho más tranquilas.

PLAYA DE FIGUEIRAS

Mi favorita es la playa de Figueiras, popularmente conocida como la playa de los alemanes. Es bastante grande, tranquila y nudista. Aunque si sopla el viento del norte puede fastidiarte el día, al final de la playa y escondida entre unas rocas, hay una pequeña cala que es perfecta para los que buscamos paz y tranquilidad (te resguarda del viento).

Otra opción si sopla el viento es la playa de Nuestra Señora, al otro lado de la isla (está pasando la playa de Rodas). Esta es una pequeña cala muy tranquilita a la que casi no llega la gente y está resguardada del viento. Justo la anterior es playa de Os Viños o playa dos Bolos, que se llega pasando la playa de Rodas y en el sendero se encuentra el antiguo cementerio de la isla.

La mejor playa de todas, por su tranquilidad y exclusividad, es sin duda la playa de San Martiño, situada en la isla sur (la Isla de San Martiño). Está separada de las otras dos islas por el canal Freu da Porta y, a diferencia de ellas, a esta solo se puede acceder en embarcación privada (los barcos que te llevan hasta las Cíes no paran allí). Así que o tienes o conoces a alguien que tenga un barquito en la ría de Vigo, o solo podrás soñar con ella.

ISLAS CIES

Las playas de Muxieiro y Areíña son pequeñas calas muy acogedoras pero nada tranquilas. Se encuentran a la derecha del embarcadero y el sendero para llegar a ellas sale del restaurante principal, por lo que suelen estar petadas. A pocos minutos de estas calas están las ruinas de una ermita dedicada a la Virgen del Carmen.

PLAYAS ISLAS CIES

Cerca del campo de trabajo de la isla se encuentran otras dos playas apartadas. La playa da Cantareira está formada por cantos rodados en vez de fina arena como las demás, por lo que suele estar vacía, y la playa das Margaridas está en el mismo extremo de la isla protegida por grandes rocas, lo que también la hacen bastante tranquila.

Pero que no te engañe el azul, transparente y apetitoso color del mar en estas playas y calas, porque aunque lo pueda parecer, no estás en el caribe ni mucho menos. ¡El agua está congelada! Es como meterse en una piscina de hielo. Pero muy bueno para la circulación, eso si 😉

LAGUNA ISLAS CIESS


Rutas de senderismo por la isla 

Pero en las Islas Cíes no es todo sol y playa, ya que como Parque Natural que es desde 1980, cuenta con una gran diversidad de fauna y flora de la que se puede disfrutar a través de las distintas rutas que recorren las dos islas. Para proteger esta fauna, la pesca submarina está prohiba desde 1992 y además, desde 1988 esta zona se engloba dentro de la ZEPA (Zona especial de Protección de Aves).

El principal orgullo de la isla es el cormorán moñudo, una especie autóctona que tiene en este pequeño archipiélago la mayor concentración de Europa. Y también se encuentra aquí, entre muchas otras especies, el mayor refugio del mundo de las gaviotas pati-amarillas.

LAGUNA ISLAS CIES

La ruta que más me gusta es la que va hasta el Alto do Príncipe (1 hora más o menos ida y vuelta) donde se encuentra la silla de la reina, una formación rocosa que simula una silla en la cima de la montaña, y en la que te puedes sentar y disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas. Desde aquí se ve tooooda la isla, inclusive el faro que está justo en la otra punta. Es una ruta sin mucha dificultad.

SILLA DE LA REINA ISLAS CIES
Sentada en la silla de la reina

La ruta que llega al faro es la más larga. Son unos 7 kilómetros hasta subir al Monte do Faro y se tarda algo más de 2 horas ida y vuelta, aunque tampoco tiene mucha dificultad. Junto con la silla de la reina, es el mejor mirador de la isla.

ALTO DO PRINCIPE ISLAS CIES
Vistas desde Alto do Príncipe

Otra ruta es la de Monteagudo, que llega hasta el Faro de Peito, en la parte sur de la isla. Esta última no la he hecho pero no tiene mayor dificultad que las anteriores. Cualquier persona puede hacerlas, pero no os olvidéis de llevar agua! Sudarás mucho subiendo estas cuestas al sol.

ATARDECER ISLAS CIES

Lo mejor es subir a cualquiera de los dos miradores al atardecer (para eso tienes que quedarte en el camping a dormir). Aunque la puesta de sol desde el puente que une las dos islas también es digno de ver.


Dónde comer en las Cíes

La isla cuenta con tres restaurantes. El principal es el que se encuentra justo en el embarcadero, con una gigantesca terraza que tiene vistas a la playa de Rodas. Aquí es donde me quedé a pasar el fin de semana gracias a un amigo que nos dejó su habitación. Se comen considerables raciones de pulpo y calamares fritos, que a mediodía se sirven con un self-service para dar a basto y poder alimentar todas las bocas que pasan por aquí a diario.

Después está el restaurante del camping (sin más) y, pasando el camping, está el restaurante de Serafín, el mejor en cuanto a calidad de producto, ya que te sirven pesado y marisco recién cogido. También hay en el camping un pequeño supermercado en el que puedes comprar cosillas para hacerte tus bocatas y comer en la playa.

¡IMPORTANTE! En las Islas Cíes no hay papeleras ni ningún lugar en el que tirar tus desperdicios. Por lo que es imprescindible que cada uno se lleve su basura de vuelta a la península y colabore así en la conservación de este paraje natural.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>