En busca de la mejor cala de Menorca

PORTADA

Menorca, la mediana de las Baleares, es una pequeña joya del Mediterráneo que todavía escapa al turismo masivo (ese que, por suerte para nosotros, sigue prefiriendo Mallorca, Ibiza o Benidorm). En sus a penas 700 kilómetros cuadrados se suceden cientos de playas paradisíacas de arena fina y aguas cristalinas que aún se mantienen vírgenes y listas para recibirte este verano.

Me he recorrido Menorca buscando la mejor cala, la más tranquila y alejada de la civilización, la de mayor belleza. Y al final, de tanto buscar, no he podido quedarme solo con una. Todas tienen algo que las hace únicas, desde las arenas rojizas del norte hasta los corales del sur. Lo que sí puedo decir es que he encontrado las que, para mi, son las mejores calas de Menorca.

Cala Escorxada 

La primera vez que llegué a esta cala, después de casi dos horas de caminata, quise llorar de alegría. Esa mañana fuimos los primeros en llegar y me quedé totalmente enamorada. Se encuentra al sur de la isla, y si de algo puede presumir cala Escorxada es de ser una de las de más difícil acceso.

CALA ESCORXADA

Hay dos rutas. La que yo hago es la que sale desde cala Mitjana y llega hasta Trebaluger (unos 45 minutos). Después de cruzar Trebaluger y volver a coger el sendero, hay que continuar hasta cala Fustam (otros 45 minutos más o menos). Fustam es una cala muy pequeñita y acogedora que también podría estar entre las mejores de Menorca, pero tenía muchas algas secas en la arena y olía muy mal cuando yo la vi.

Vistas durante la ruta a cala Escorxada
Vistas durante la ruta a cala Escorxada

Si pasamos Fustam y continuamos por el sendero 10 minutos más, llegaremos hasta cala Escorxada. Al fin, el premio por tanto pateo. La ruta es preciosa, pasa por acantilados de más de 40 metros de altura, imagínate las vistas… Aunque también es bastante dura en algunos momentos, es importante llevar un calzado adecuado para hacerla, agua, comida, etc.

Panorámica de cala Escorxada
Panorámica de cala Escorxada bien tempranito

La otra ruta para llegar a Escorxada es la que sale desde Biniagus. No la he hecho pero he leído que se tarda alrededor de 1 hora en llegar.

Trebaluger 

Se encuentra a 45 minutos caminando desde Mitjana y también es una de las más bonitas, pero con más afluencia de gente que la anterior, a la que hay que llegar caminando todavía casi 1 hora más.

TREBALUGER DESDE LA MONTAÑA
Vistas de Trebaluger volviendo desde Escorxada

La playa tiene las características aguas turquesas de Menorca y está rodeada de pinares y pura naturaleza. Alejada de cualquier núcleo urbano, es perfecta para pasar la mañana y luego, cuando empieza a llenarse de gente, continuar el camino hasta cala Escorxada.

En ambas playas acampa la gente aunque no está permitido. Tiene que ser una delicia despertarse en estas calas desiertas con las primeras luces de la mañana, es una de mis cuentas pendientes con la isla.

Panorámica de Trebaluger desde la montaña
Panorámica de Trebaluger desde la montaña

Cala Pilar 

Cala Pilar podría ser también mi playa favorita. Se encuentra al norte de Menorca y está escondida entre montañas rojizas, que contrastan con el paisaje verde del sur, aunque sus aguas son igual de cálidas y cristalinas (cuidado los días que sopla viento del norte). Es tan virgen, que a la cima de los acantilados que la custodian se asoman de vez en cuando cabras salvajes.

Más bonita imposible: cala Pilar
Más bonita imposible: cala Pilar

A esta playa, que además es reserva marina (¡no te olvides las gafas de bucear!) se llega después de 50 minutos caminando por el Camí de Cavals. Hay un parking para dejar el coche (la “carretera” es bastante pedregosa y está en mal estado, si llevas coche de alquiler tienes que tener cuidado con los bajos) y después te echas a andar.

Pasarás dos playas de cantos rodados antes de divisar desde la montaña el espectacular paisaje de cala Pilar. Uno de sus atractivos es que de esas montañas rojizas se consigue un barro muy especial. Muchos son los que creen en sus propiedades exfoliantes y se embadurnan el cuerpo con él.

CALA PILAR BARRO
¡Yo no podía ser menos! Y tú tampoco ;)

Cala Rafalet

No se parece en nada a las anteriores, de hecho no se parece a ninguna que haya visto antes. Rafalet es una lengua de mar que entra dentro del acantilado, regalándonos a penas 40 metros de arena y unas formaciones rocosas naturales desde las que lanzarse al Mediterráneo.

El camino que llega hasta ella sale desde Salgar y es muy agradable, unos 15 minutos atravesando un frondoso bosque que desemboca en el paraíso.

CALA RAFALET, MENORCA

CALA RAFALET

Cala Rafalet es nudista y allí no hay masificación, ni turistas ni nada. Solo pura naturaleza.


En mi opinión, Turqueta y Macarella, las primeras en todos los top ten de playas menorquinas, están sobrevaloradas. Es imposible negar su belleza, pero en julio y agosto no cabe ni un alfiler y sus aguas turquesas están masificadas. Depende de lo que busques en tus vacaciones, claro. Pero vale la pena caminar un poco a cambio de playas más tranquilas, y disfrutar de Turqueta y Macarella en octubre o mayo. Otra opción es Macarelleta, la hermana pequeña de Macarella. Se encuentra en la misma bahía que esta y se tarda en llegar unos 10 minutos desde la primera, pero aunque la playa es nudista y eso debería otorgarle más tranquilidad (y eso es lo que dicen), lo cierto es que también hay bastante gente y no se puede disfrutar mucho de la playa en temporada alta.

1 Comment

  1. Me agrada la manera en la que redactas, mil gracias, seguiré leyendo tu blog.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>