El día que los nazis robaron “la madonna de Brujas”

dsc_0553

No fue Hitler el primero en apoderarse de ella. Ya la había robado, siglos antes, Napoleón. La Virgen y el Niño de Miguel Ángel, la única de sus obras que salió de Italia mientras él vivía, descansa en la iglesia de Nuestra Señora de Brujas, el mismo lugar del que los nazis la secuestraron hace 70 años como parte del robo de arte más grande de la historia.

mdn

Sucedió durante la Segunda Guerra Mundial, y ojalá hubiera sido solo Miguel Ángel: Picasso, Goya, Velázquez, Rembrandt, Matisse, Monet… se calcula que más de 600.000 obras de arte fueron robadas de colecciones privadas y nacionales y de hogares judíos. Hitler pretendía crear con ellas el “Furhermuseum”, el museo de arte más grande jamás soñado.

Y en cierto modo, lo logró. Nunca llegó a pasear entre columnas mientras admiraba su obra, pero si pudo presumir, durante un tiempo, de poseer el arte de media Europa. De hecho hoy, tan solo 26.000 de todas esas piezas han sido recuperadas.

Ni siquiera sabemos si llegó a recorrer alguno de los almacenes de arte que repartió por su terroritorio, o solo fueron sus soldados los que pudieron admirar aquellos agujeros repletos de oro, joyas, esculturas, pinturas… Sus soldados, y los hombres que las recuperaron. Los hombres de los monumentos, o los Monument’s Mencomo así se llamaba el escuadrón del ejército americano en el que, disfrazados de militares, un puñado de arquitectos, escritores e historiadores se lanzaron a la noble tarea de recuperar el arte robado en medio de una Europa devastada por la guerra.

the monuments men
The Monument’s Men felices con sus tesoros recuperados

Uno de esos escondites de tesoros estaba en las minas de sal de Altausse, perdidas en los Alpes austriacos. Los Monument’s Men las encontraron y devolvieron a su lugar cada una de las piezas. Allí estaban los doce paneles del Políptico de Gante de Jan Van Eyckla y la Virgen con el Niño de Miguel Ángel, que regresó a Brujas, donde reposa para siempre.

Gracias a unos locos que pensaron en el arte mientras todos se mataban, hoy podemos admirar en la iglesia de Nuestra Señora la escultura tallada en 1504. Algunos dicen que la virgen está cabizbaja y no deja que la miren de frente, pero en realidad, Miguel Ángel la pensó para estar colocada a ocho metros de altura. Así que si te agachas a su izquierda y levantas la vista, os miraréis fijamente.

Y cuando ella te mira, está tan viva, que en cualquier momento podría levantar su mano de mármol y acariciar el cabello del niño con naturalidad. Incluso podrías ver sus dedos perfectamente tallados moviéndose entre los pliegues de su vestido que de repente, parece de seda.

5 Comment

  1. […] El día que los nazis robaron “la madonna de Brujas” […]

  2. hector cadiz says: Responder

    Fantastico
    La hstoria de suraslado a Brujas , de los robos y su recuperacion. Alguien recuerda que hombres que la recuperaron , y de los que quedaron en el camino?

    1. Josué says: Responder

      operación monumento se llama la película donde viene sobre este tema,recomendada,saludos

      1. M. Ares says: Responder

        Si, “The Monuments Men”, con George Clooney y Matt Damon. Gran peli que cuenta una gran historia :-) ¡Gracias por tu aportación!

  3. mabel says: Responder

    buenísimos,¿Moguel angel fue un genio o mago¿creo q ambas cosas.lo amo¡¡¡

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>