Cómo sobrevivir a Buenos Aires

portada 2

La capital argentina, esa ciudad que levanta pasiones y odios a partes iguales, es un lugar importante en la historia del mundo que hay que visitar al menos una vez en la vida. Si estás planeando un viaje a la Argentina, Buenos Aires será tu primera parada obligada. Aquí van una serie de consejos para empezar a preparar tu viaje a la ciudad del tango.

  • ¿Hay algún consejo que eches de menos al leer el post? ¡Escríbeme a info@elviajometro.com y lo incluiré en la lista!

Cuándo ir

Buenos Aires goza de un fantástico clima subtropical que hace que sus inviernos nunca sean demasiado fríos, y sus veranos colurosos (hasta llegar a agobiar), húmedos y tormentosos. Aunque la mejor época, en cuanto a temperatura, es la primavera, cualquier mes es bueno para viajar a la capital argentina. [Consulta el tiempo en Buenos Aires]

Visado

Como turista, podrás permanecer en el país un máximo de 90 días, al menos para ciudadanos de la Unión Europa. Pero la ley argentina exige, además, que tengas un billete de salida del país dentro de ese margen de días. Incluso algunas compañías aéreas exigen, para embarcar en el vuelo de ida en el país de origen, mostrar el billete de vuelta.

Moneda

La moneda oficial argentina es el peso. El cambio oficial, en la actualidad, es de 100 pesos / 10 euros, aunque cada día varía su valor considerablemente, por lo que hay que estar pendiente a la hora de cambiar el dinero: dentro de unos días puede subir o bajar [Consulta aquí el camio actual] La inflación es uno de los principales problemas del país desde sabe dios cuándo. A parte de las oficinas de cambio oficial, que encontrarás a tu llegada al aeropuerto, también existe el mercado paralelo de cambio, llamado blue (de americano ‘dólar blue’), con el que siempre sales ganando.

Por toda la ciudad hay unos bancos llamados ‘cuevas’ en los que puedes conseguir este cambio no oficial, pero no es recomendable que un turista solo vaya a uno de esos lugares, a no ser que conozca algún local que pueda ayudarle. Eso si, no te fíes de nadie a la primera, los argentinos son muy de hacer el lío, tal y como cuenta la leyenda.

También, por las calles más transitadas encontrarás gente que ofrece a gritos cambio a dólares, euros, etc. aunque esta opción es menos recomendable que la anterior.

Salud 

No hay que tener ninguna precaución especial para viajar a Buenos Aires. En casi todas las calles hay unos establecimientos llamados Farmacity que abren 24 horas. Son como unas macrofarmacias en las que hay de todo, incluso artículos de supermercado que aquí no estamos acostumbrados a ver en las farmacias. No he conocido ningún hospital porteño, y estoy feliz por ello.

Aunque no es habitual, los mosquitos en Argentina pueden transmitir el dengue. Y hay muchos mosquitos. Así que una de tus primeras paradas en el viaje será un Farmacity para hacerte con todo tipo de potingues y sprays para mantenerte protegido contra los mosquitos.

Seguridad 

Desgraciadamente, como en la casi totalidad de Sudamérica, Buenos Aires es una ciudad bastante insegura en general, pero más para el turista. Esto no quiere decir que vaya a pasarte nada, pero tienes que tener más precaución de lo normal y simplemente, no llamar la atención. Aunque los que la conocieron antaño dicen que lo que pasa ahora no es nada en comparación, los robos son mucho más frecuentes de lo que estamos acostumbrados los europeos y hay que tener especial cuidado en no ir solo por la calle (sobre todo por las noches), no llevar mucho dinero encima, no llevar bolsos o bolsas grandes que llamen la atención ni la cámara réflex colgando del cuello a la vista de todos, o el teléfono móvil.

Un buen truco es esconder un par de billetes dentro de un calcetín, nunca sabes si puede salvarte de un destino fatal. Sobre todo hay que tener cuidado con las motos, ya que el modus operandi habitual es asaltar a los viandantes desde una moto en la que van dos personas. De hecho, he visto como robaban el móvil a una persona que estaba hablando por teléfono en la calle sin ni siquiera parar la moto.

Situación de la ciudad  

Buenos Aires casi puede considerarse un país a parte del resto de Argentina. Es amable y loca y puedes disfrutarla a tope e impregnarte de su cultura (que tiene de sobra). Pero la gran mayoría de la población vive mal, y ese es el principal tema de conversación de todos los argentinos que he conocido. Acá todo está peor –te dirán los taxistas. Por las calles se respira incertidumbre y quizás cierto miedo. El caso es que cuando una ciudad deja de ser buena para sus propios ciudadanos, ¿cómo va a serlo para el que viene de fuera? Argentina, ese país que siempre está crisis.

En Buenos Aires no hay clase media, y colindan constantemente grandes urbanizaciones de casas con vayas de seguridad de tres metros de altura e incluso electrificadas, con ‘villas’ infinitas (barrios de chabolas construidas con lata y materiales similares fabricadas por los propios vecinos). No es recomendable que los turistas paseen alegremente por determinados barrios o villas, sobre todo a ciertas horas de la noche.

Seguro de viaje

Si tu estancia en Buenos Aires va a ser mayor de una semana, sería recomendable que tuvieras un seguro de viaje antes de volar. Nunca sabes lo que puede pasar, incluso si solo estás un par de días. Mejor guardarse las espaldas.

Costumbres, vocabulario

Los europeos no compartimos tanto con los argentinos, a pesar de que España sea, como irónicamente llaman allí, su ‘madre patria’. De esa colonización dejamos como principal legado nuestro idioma. Aún así, los significados de algunos vocablos han variado con el tiempo y la distancia. Por ejemplo, la palabra coger, que nosotros decimos habitualmente, puede llevarte a más de un mal entendido con los argentinos. Las cuadras son las calles y los colectivos, los autobuses. Y si preguntas por algún lugar de fiesta, te mandarán al boliche de moda.

Otra costumbre que suele llevar a confusión entre argentinos y españoles es la forma de saludo. Si, allí dan un solo beso en lugar de nuestros dos besos de toda la vida. Es algo que todos sabemos pero que, al menos a mi, se me olvida constantemente.

Forma de transporte

La mejor forma de moverte por la ciudad es en taxi. Aunque el tráfico es caótico y puedes tardar horas en llegar de un lado a otro, los taxis son muy baratos. Además, siempre es agradable charlar con un taxista local sobre la vida en esa loca ciudad, y ellos siempre están encantados de que se suba un español a su carro. Sobre todo si tiene raíces gallegas. Parece un tópico, pero es real.

Seguramente encontrarás testimonios de todo tipo, y es probable que oigas historias de malas experiencias con taxistas. Para evitar eso, utiliza siempre los taxis que veas con la marca de Taxi Premium, son la empresa más seria de la ciudad. Mi experiencia con los taxistas porteños ha sido muy buena. Solo me he encontrado a gente amable dispuesta a ayudar, charlar, explicar…

Datos de interés 

  • Defensor del turista (web) / teléfono +54 11 4338-5581 / turistacentral@defensoria.org.ar
  • Comisaría del turista (web) / teléfono +54 11 4346-5748
  • Policía Federal (web) / teléfono 911
  • Bomberos (web) / teléfono 100
  • SAME Emergencias (web) / teléfono 107 o 103
  • Consulado General de España en Buenos Aires (web) / teléfono +54 11 4814-9100
  • Embajada de España en Buenos Aires (web) / teléfono +54 11 4809-4900
  • Lista de hoteles en Buenos Aires
  • Lista de restaurantes en Buenos Aires

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>