Ámsterdam en tres días (II)

amsterdam2

Día 2 en Ámsterdam 

Todavía nos quedan muchas cosas por descubrir en Ámsterdam (y muchas más que se quedarán en el tintero).

Museumplein

(ver mapa) O Plaza de los Museos, es donde se encuentran las famosas letras de la ciudad y una infinidad de museos: el Museo Van Gogh, el Rijksmuseum (Museo Nacional), el Stedelijk Museum (Museo Municipal) o el Koninklijk Concertgebouw. De hecho, Ámsterdam es la ciudad con más museos por metro cuadrado del mundo. Deberás dedicarle un viaje entero aparte si quieres hacer un recorrido por su arte.

Waterlooplein

(ver mapa) Un auténtico rastro en el que bucear y encontrar todo tipo de objetos y ropa vintage que se celebra en esta plaza desde 1870. Es uno de los mercadillos con más encanto e historia de la ciudad. Seguro que allí encontrarás tu recuerdo especial que llevarte de Ámsterdam. La plaza está rodeada por Stopera, unos edificios compuestos por el Ayuntamiento (Stadhuis) y el edificio de la ópera (Muizektheater).

El Mercado de las Flores (Bloemenmarkt) 

(ver mapa) Este mercado flotante que se celebra desde hace más de 140 años es un placer para la vista y el olfato. Aquí podrás comprar de todo lo relacionado con las flores, las plantas y la jardinería. El mayor reclamo son los bulbos de tulipanes holandeses.

Jordaan

(ver mapa) El barrio judío es un laberinto de callejuelas con encanto entre las que aparecen, de vez en cuando, increíbles jardines secretos. Las nueve calles (De Negen Straatjes) son una zona conocida para ir de compras vintage, y los lunes y los sábados se celebra en este barrio el mercado de Noordermarkt.

Casa de Ana Frank

(ver mapa) En esta casa situada en el barrio judío es en la que se escondieron Ana Frank y su familia durante la persecución nazi, y en la que Ana escribió su famoso diario, antes de que fueran capturados y enviados a uno de los muchos campos de concentración. Ahora la casa es un museo (precio 9 euros) que guarda con recelo la conmovedora historia de esta familia.

Begijnhof (beaterio)

(ver mapa) A 15 minutos andando desde la casa de Ana Frank se llega a uno de los rincones con más encanto de la ciudad. Se trata de un conjunto de casitas fundadas en 1343, las más antiguas de Ámsterdam, cuya función era albergar a monjas beguinas. Eran mujeres solteras o viudas que se retiraban a este lugar para dedicarse a la oración. En este patio se respira una tranquilidad casi mística, que contrasta con la actividad que encontramos en otros lugares de esta zona. No todos los edificios originales han sobrevivido a los años, pero sí se conservan en ese lugar la fachada más antigua de Ámsterdam y una de las dos únicas fachadas de madera que quedan en la ciudad.

Plaza Spui 

(ver mapa) La entrada a Beginjnhof la encontrarás en las inmediaciones de la Plaza Spui, el templo de los libros. No solo se encuentran en la plaza las tres librerías más grandes de Ámsterdam, también se celebra un Mercado de libros todos los viernes (de 10:00 a 18:00h) en el que se compran y vender infinidad de libros en todos los idiomas.

 


¿Planeas un viaje a Ámsterdam?

¡Entonces sigue leyendo!

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>